El mercado de PC está en declive,pero hay un mercado que aun deja buenos margenes de ganancia para los fabricantes, los jugadores.

Pascal y GeForce GTX 1080 representan años de trabajo por miles de ingenieros bajo un presupuesto multimillonario. Y los resultados prometen. El rendimiento gráfico es superior a un SLI de gráficas GTX 980 e incluso más rápida — un 20% aproximadamente según la gráfica promocional mostrada en el evento — que la tarjeta gráfica más potente del mundo hoy en día, la GTX Titan X.

Además, gracias a su proceso de fabricación FinFet TSMC de 16nm, esta gráfica consume menos, es más eficiente y se calienta menos que la generación anterior. Más eficiencia es más margen de velocidad y potencia, más cálculos por segundo sin amenazar la vida del chip.

La velocidad de reloj del núcleo es de 2.1Ghz, el doble de la velocidad de cualquier tarjeta gráfica de gama alta actual. Nvidia asegura poder mantener las temperaturas bajo control debido al proceso de fabricación y a su tecnología de disipación, ademas de contar con 9 teraflops y 8GB de RAM G5X.

Jen-Hsun Huang promete:

Cualquier juego creado hasta el momento correrá a la máxima calidad posible a 60 fotogramas por segundo. Siempre.

El precio es de 599 dólares y sale a la venta el 27 de mayo, razonable comparada a las alternativas.